El artificio de la escritura / The artifice of writing


martes, 17 de octubre de 2017

Algo

Algo parece representar este dibujo que pudo ser pura abstracción, si tal es posible en el mundo de las imágenes, realizaciones concretas para deleite y sorpresa del ojo, antes que nada, y de la mente siempre atenta a lo inesperado.

Algo representa toda imagen, pero no algo necesariamente traducible a significados que hablen de la realidad objetiva.

Toda imagen es su propia realidad: se representa a sí misma.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Vuelta a empezar

Se acaba de publicar mi nuevo libro, El cuaderno de don Baruj, que he anunciado en el blog Café Labrapalabra:

http://www.cafelabrapalabra.net/2017/09/autobombo-y-el-cuaderno-de-don-baruj.html

y del cual tengo un par de comentarios que bien está sirvan de reinicio de mi blog personal, después de más de una año de reposo.

Con este blog quise desde un principio tratar asuntos de la escritura tal como yo la entiendo y son otro objetivo que compartir lo que pienso. Añado ahora el objetivo de compartir también lo que escribo. o cumplo anunciando mi nuevo libro y anotando sobre él esta advertencia a sus posibles lectores.



Es El cuaderno de don Baruj, libro de título y portada a propósito nada llamativos, una colección de textos breves y brevísimos que no alcanzan al minuto de lectura cada uno. Han ido apareciendo en mis blogs precisamente como textos para leer de paso, como se tiende a leer este tipo de autopublicación. Así reunidos parecerían sugerir una lectura diferente, la continuada, propia de casi todo libro. Nada le gustaría más a un autor que saber que sus lectores no pueden dejar de pasar página tras página ensimismados en lo que leen; sin embargo no es eso lo que necesariamente espero de este libro.

Leer el libro de tapa a tapa, un texto detrás de otro, no me parece recomendable, como no es recomendable tampoco comerse de una sentada una caja de bombones. Son éstos--los bombones y los textos de El cuaderno de don Baruj--confecciones para consumir de a poco, una por una, a ratos espaciados. De lo contrario, se produciría el empalagamiento que lleva al hastío, al asco y al rechazo, por antipatía, del delicioso bocado.

Léase este libro poco a poco y esporádicamente, que no lleva argumento ni continuidad.

jueves, 21 de enero de 2016

Anuncio

En la entrada anterior a ésta dejé dicho que ya no seguiría añadiendo entradas a este blog porque me centraría en mantener el blog Café Labrapalabra.

Hago esta entrada, sin embargo, para recordarles a quienes estén subscritos a este blog que si quieren seguir leyendo mis notas tendrían que subscribirse al blog que viene a substituirlo.

Aprovecho también esta nota para anunciar la más reciente hecha en dicho blog: